Esos desastres médicos que no va a detectamos en las {películas} y series

0
16

Hubo un clima en que puede pusieron elegante las series de abogados, luego les tocó a esos periodistas, a esos profes de instituto… sin embargo el interés por esos médicos de ninguna manera decae y esos títulos ambientados en entornos sanitarios en todo momento gozan de buena bienestar en la enorme y la pequeña pantalla de visualización.
‘Cuerpo de Rebaño’, ‘Médico de hogar’, ‘Despertares’, ‘Hospital Central’, ‘Patch Adams’, ‘Urgencias’, ‘Pulseras rojas’, ‘MIR’, ‘New Amsterdam’… La listado sigue y sigue, sin embargo no va a simplemente eso, tanto como en cintas el lugar la pasado historico no va a {tiene} nulo que ver con la bienestar se cuelan escenas de hospital. Dramáticas prácticamente en todo momento, a pesar del hecho de que muchas veces irreales o poco creíbles.

Quienes se dedican a la sanidad cazan al planeo esos desastres, {algunos de} bulto, sin embargo al resto típicamente nos pasan desapercibidos con el trajín de l. una. trama. Como ejemplo, en caso de que usted era uno en cada de esos fanáticos del médico House, quizás le sorprenda comprender que la serie erró en esos remedios médicos en la porción de esos episodios de las primeras siete temporadas. Así como, tanto como en un 41% de esos circunstancias se confundieron al llamar {enfermedades} o al hacer ciertas traducciones de términos médicos; se exageró la verdad en prácticamente un tercero de esos capítulos, utilizando, como ejemplo, prototipos tecnológicos aún en parte de estudio; y se modificó el resultado final esperable de las exámenes en un 26% de las escenas. Así lo reveló en 2012 el guía ‘House: Patologías de l. una. realidad’ (Dolmen Editorial).

Independientemente de que quizá el más importante error era uno muy recurrente en tal ficciones:
atribuir a esos médicos el potencial de crear totalmente de {todo}. Eso es, que exactamente lo mismo el cirujano plástico hace un diagnosis de neurocirugía como parece probando un hueso roto u trabajando del
corazón coronario. Y esto no puede sucede así. «La medicación {es un} campo grande y está dividida en áreas muy especializadas.
La {imagen} que puede proyecta en la ficción de médicos polivalentes {es} falsa y crea la textura de que esos facultativos españoles no serán tan versátiles como esos individuos, hexaedro que el gran productor de series médicas {es} América», lamenta Lorenzo Armenteros, portavoz de l. una. Sociedad Española de Médicos Generales y de Hogar (SEMG).

Secuencia de l. una. serie ‘House’, protagonizada por el actor Hugh Laurie.

No va a yerro el desfibrilador

¿Y el privado de dispensario? Es simplemente no poco común que brille por su marcha y sean esos propios médicos la gente que incluso administren drogas a esos pacientes, les coloquen las vías o les midan la presión arterial. Por su mitad,
«la figura de enfermera cachonda con albornoz corta incluso {ha sido} muy explotada, como aparecía en la serie ‘Médico de Hogar’, a pesar del hecho de que ya simplemente no es frecuente», agradece Armenteros. {Se debe a} que cada uno y cada vez {es} adicional frecuente que esos guionistas cuenten con asesores médicos.

Jorge Matias-Guiu, caudillo del servicio de Neurología del Hospital Médico San Carlos (Madrid), participó de asesor en las series españolas ‘Hospital Central’ y ‘MIR’ y {recuerda} aprender a se trabajaba con un propósito de mantenerse alejado de cometer desastres. «El método era el subsiguiente: yo preparaba un caso y les enviaba un sumario a esos guionistas. Ellos lo incorporaban al guion, me lo mandaban con un propósito de que lo revisara y, luego, yo les remitía las sugerencias o ajustes que consideraba oportunos», cuenta. Él asegura que
«el brinco de un evento preciso a su dramatización en un guion es más bien llama la atención, sin embargo nulo sencillo. Requiere ver la secuencia desde cualquier lado. El científico {debe} saber que es una necesidad que el caso o no sea atracción con un propósito de la audiencia y
mantenerse alejado de referencias que no va a puede saber un espectador {sin} conocimientos de drogas. Y el argumentista, por su mitad, debe saber que la ficción no va a posiblemente estar muy alejada de l. una. {realidad} y debería ser coherente junto con ella, pues eventualmente y al lado se está proyectando una combinación de ocio y escolarización médica a la sociedad».

De su opinión, así como, «no va a simplemente puede haber que resumen esos circunstancias en lo que respecta a la papel, que muchas veces se hace, sino que
esos actores tienen que ser entrenados en las actitudes y el habla médico y de dispensario». «No va a posiblemente parecer una secuencia en la que un cirujano le cuente un caso científico a cualquier persona, como resultado de vulnera la confidencialidad del persona afectada, y voluntad vigilarse que puede cumplen esos ideas de asepsia en las secuencias grabadas en {el interior} de un quirófano, como que esos actores no va a aparezcan en atuendo de calle y {sin} mascarilla, gorra, albornoz o guantes», orienta.

Protagonistas de las series ‘MIR’ (alto), ‘Hospital Central’ (abajo-izquierda) y ‘Médico de hogar’ (abajo-derecha).

{Sin embargo}, no va a en todo momento se retiene este
firmeza. Y, típicamente, se prioriza que la pasado historico o no sea atractiva con un propósito de el telespectador. Así, «descubrimos desastres como
el comunicación a exámenes diagnósticas de clase inmediata, {sin} esperas ni demoras. Un bono que no va a existe ni dentro del hospital adicional {especializado}», dice el portavoz de l. una. SEMG. Puede también parecen médicos que puede colocan el fonendoscopio (equipo con un propósito de la auscultación de esos sonidos cardíacos y respiratorios) {al revés}, que analizan radiografías que están boca debajo o que
sacan crimen a un persona afectada y se la trasfunden directamente a otro diferente {sin} hacer ninguna prueba de compatibilidad previa.

En un gran drama médico no va a yerro, siquiera, una secuencia con desfibrilador:
el persona afectada están disponibles en parada cardiorrespiratoria, el electrocardiograma no va a exhibe pulsación (asistolia) y ¡toma! descarga eléctrica. ¿Le suena? Pues esto de ninguna manera se hace así. En presencia de un paro cardíaco, explican esos especialistas, se recurre a la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), mientras que que el desfibrilador se utiliza cuando se producen ritmos cardíacos anormales, como una fibrilación ventricular.

Sin embargo con un propósito de estado de cosas poco posible la de
esos protagonistas {que sufren} un traumatismo craneal y no va a recuerdan aprender a se llaman ni quiénes son. «{Es} inalcanzable. La
memoria a {largo plazo} {es} específica, no va a completo, por lo que la amnesia traumática simplemente zapatilla un clima rápido y no va a posiblemente tener un efecto en al datos de 1 idéntico», explica el neurólogo. «Siquiera {es} factible que a lo largo un intervalo de amnesia completo se realice un acto que en condiciones normales no va a se hubiese realidad. Como ejemplo, en caso de que cualquier persona comete un crimen en un intervalo de amnesia completo, {es un} maligno potencial que deseaba asesinar antaño. El crimen simplemente no es consecuencia de l. una. amnesia», añade.

Amoríos de hospital

Qué aseverar, incluso, de
esos pacientes en coma que respiran de modo autónoma, como se exhibe dentro del film ‘Hablé junto con ella’, considerando que en este de pie es una necesidad estar relacionado a un respirador. Por su mitad,
esos ahogados que sueltan un chorrito de agua por la boca y reviven como en caso de que nulo siquiera se ciñen una cantidad excesiva de a la realidad.

Secuencia de l. una. {película} ‘Hablé junto con ella’.

Y aprender a pasar por alto el salseo que puede traen esos protagonistas de ‘Cuerpo de Rebaño’. Relaciones amorosas {entre} médicos y pacientes, residentes y adjuntos… ¡Allí quien no va a sale emparejado {es} como resultado de no va a necesita! «Puede haber una percepción común de que el privado taza tiende a juntarse y así se exhibe en la ficción. Lo seguro {es} que
puede haber multitud de uniones {entre} ellos y quizá se deba a que en contextos el lugar se viven condiciones dramáticas, como la {enfermedad} y la crimen, las relaciones humanas y las emociones se intensifican {entre} las individuos que conviven», apunta Armenteros. Eso sí, la insistencia en la cuestión amorososa que hacen esos guioniostas y esa {imagen} seductora de esos actores que encarnan esos médicos simplemente no es realista.

Efectivamente {es} seguro que {sin} algunas de estas licencias no va a nos engancharíamos ni a la porción de
las {películas} y series ambientadas en hospitales que vemos, así que Matias-Guiu propone otra: «Al idéntico a se señala que {una película} está ‘basada en información reales’, lo que sugiere que no va a coincide precisamente con la verdad,
podría ser llama la atención que apareciera una ser consciente indicando que esos cuadros clínicos que puede escenifican se han a medida en atención de l. una. pasado historico». A lo que Armenteros añade: «Incluso con consultoría médica, el cine debe observar siendo cine, a pesar del hecho de que sirva con un propósito de {enviar} mensajes divulgativos sobre aspectos sanitarios».

Temas

Elsa Pataky, Netflix, HBO, Telecinco, Antena 3, RTVE Radiodifusión Television Española, América, Madrid, Cine, Series de {Televisión}, Drogas, {televisión}