‘El nuevo Late Night’: terror en directo

0
16

Un fotograma de ‘El nuevo Late Night’

Dirigida por esos hermanos Cameron y Colin Cairnes, ‘El nuevo Late Night‘ {es} una de las últimas sensaciones del cine de terror. Es sensato. Adicional allá del runrún a privanza en festivales, y adicional allá de su espectacular campaña de marketing promocional (no va a por cara, sino por estilosa), era no posible que esos seguidores del terror no va a se rindieran al atracción de {una película} de terror como esta. {Una película} que coincide por atrevido, que puede toma en serio a sí misma {sin} probar soberbia, {sin} caer su sentido lúdico, que nos {recuerda} la significado dentro del cine de terror de los angeles puesta en secuencia, del ritmo y de el potencial de hacer un universo con sus propias directrices.

Claramente influida por la británica ‘Ghostwatch’ (1992), ‘El nuevo Late Night’ simula la impresa en directo de un late night en Halloween de 1977. Su presentador puede ser en condiciones de hacer algo con la intención de añadir la audiencia, incluso invocar al diablo. {Es} {una película} con sus desajustes. Al poner en tan {rápido} sus jugando a las cartas sobre la mesa, a ratos se estanca y flaquea de ritmo. Y las escenas {entre} bambalinas estorban mayor que aportan. Sin embargo esos Cairnes disimulan esas fallas con una solaz obtrusivo de estos aplicaciones de esos 70 (como adiestramiento de moda, ‘El nuevo Late Night’ {es} incontestable), una creencia general dentro del rostro y la voz de David Dastmalchian, monumental en la poros y piel del protagonista, y varias escenas de horror tan adecuadamente diseñadas como ejecutadas ({sin} caer de traza esos códigos televisivos que la {película} simula).